Ciudad Real recupera la normalidad tras la tromba de agua y granizo que sufrió ayer tarde

Más de 20 litros por metro cuadrado en apenas una hora que ha producido inundaciones de cocheras y bajos, sobre todo en la zona de la Puerta de Toledo y la Ronda de Calatrava, que se ha incrementado con la rotura de una tubería en la calle Altagracia.

Crónicas de Ciudad Real.- Tras la tormenta de agua y granizo que ha dejado esta tarde en Ciudad Real casi 20 litros por metros cuadrado en poco espacio de tiempo, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha comparecido para dar cuenta de las actuaciones que se han llevado a cabo para abordar lo más rápidamente posible las consecuencias de las inundaciones.

Zamora destacaba cómo desde el primer momento que se ha producido esta tormenta, se ha actuado de forma inmediata coordinando los servicios de Policía Local, Protección Civil y Bomberos. Desde la Subdelegación el Gobierno y desde la Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha han puesto a disposición del Ayuntamiento los medios que fuesen necesarios para afrontar la situación, algo que no ha sido necesario ya que la situación ha estado controlada.

La alcaldesa, acompañada de la primera teniente de alcalde, Eva María Masías; de la portavoz del Equipo de Gobierno, Sara Martínez, del Superintendente Jefe de la Policía Local, Fernando Díaz Rolando y de responsables de la Agrupación de Voluntariado de Protección Civil Ciudad Real, reconocía que se han producido inundaciones de cocheras y bajos, especialmente en la zona norte de la ciudad, en la Puerta de Toledo, y la Ronda de Calatrava. En la calle Altagracia hay dos vecinos que no cuentan con suministro de agua, ya que se ha roto una tubería. Además, otros dos vecinos no cuentan con luz en la Camino Viejo de Alarcos.

La Policía Local cortó durante una hora el tráfico entre la Puerta de Toledo y la Ronda de Calatrava, y también en la Ronda del Parque. Pilar Zamora reconocía que se ha creado mucha alarma entre los vecinos, “pero Protección Civil y Policía Local se han repartido las incidencias que se registraban y se han tenido que trocear algunas ramas que se han caído y se están viendo árboles que pueden estar en una situación complicada, pero la ciudad ha vuelto a la situación de normalidad, aunque habrá que seguir trabajando”.

De hecho, ya no hay ningún corte de tráfico en ninguna calle. Aún no hay una evaluación de daños, que se hará en los próximos días. Tampoco hay que lamentar daños humanos “que es lo que más nos tranquiliza”, consideraba Zamora, que además afirmaba sobre las quejas sobre los imbornales, que algunos de ellos no se han taponado por mala conservación, ya que hace poco tiempo se realizó una limpieza de estos. “Es verdad que el granizo y el agua con la fuerza que caía, han hecho que se arrastraran hojas de los árboles y las que había en la calle, y eso ha supuesto que algunos se taponaran. Pero cuando se han retirado esas hojas, el agua se ha sumido perfectamente”.

La alcaldesa tranquilizaba a la población, y agradecía la coordinación entre Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional, Bomberos y Protección Civil “que han conseguido que algo que ha ocurrido de forma rápida e inesperada, también se haya podido solucionar de forma rápida”.

En los días siguientes, desde el Ayuntamiento se mantendrá comunicación con los vecinos y vecinas afectados. Esta noche un retén de protección Civil estará activado durante toda la noche por si se produjeran más incidencias.

Grupo Quattro Comunicación - Publicidad: 633 74 74 08 - 629 100 816

 

Be the first to comment

Leave a Reply