Ciudad Real: Absuelto un cazador que mató un lince al confundirlo con un zorro

FENAVIN 2019 - Feria Nacional del Vino - Ciudad Real, 7-9 de Mayo de 2019
FENAVIN 2019 - Feria Nacional del Vino - Ciudad Real, 7-9 de Mayo de 2019

El cazador se enfrentaba a la petición de un delito contra la fauna, por el que la acusación particular, Ecologistas en Acción, había pedido la pena de dos años de prisión y la inhabilitación especial para el ejercicio de la caza durante cuatro años.

Crónicas de Ciudad Real.- El Juzgado de lo Penal número 2 de Ciudad Real ha absuelto a un cazador acusado de un delito contra la fauna por matar a un ejemplar de lince ibérico de un disparo en una finca cinegética de Ciudad Real, al estimar el juez que lo confundió con un zorro.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso hoy Efe, el juez considera que, tal y como mantuvo la defensa durante el juicio oral, existían serias dudas respecto a si el acusado hubiera podido o no evitar el abatimiento del lince, cuando apenas se venía en la maleza y era fácilmente confundible con un zorro, atendiendo a la hora en la que se produjo el hecho.

Esta circunstancia, que en su día defendió el abogado del acusado, Santiago Ballesteros, ha llevado al juez a pronunciarse favorablemente absolviendo al acusado, E.E.P.

Éste se enfrentaba a la petición de un delito contra la fauna, por el que la acusación particular, Ecologistas en Acción, había pedido la pena de dos años de prisión y la inhabilitación especial para el ejercicio de la caza durante cuatro años.

En el caso del Ministerio Fiscal, sus conclusiones provisionales fueron que los hechos no eran constitutivos de ninguna clase de delito, solicitando para el acusado la libre absolución, tesis que también mantuvo la defensa.

La muerte del lince ibérico se produjo en la finca Navas de la Condesa, en el término municipal de Almuradiel (Ciudad Real), cuando el acusado, que estaba autorizado por el titular del coto para la práctica de la caza, disparó contra un lince ibérico, de nombre Kenitra, al observar un movimiento entre la maleza, sobre las 19:30 horas del 22 de octubre de 2014.

El cazador, que pensaba que había matado un zorro, comprobó al acercarse a él que se trataba de un lince, por lo que inmediatamente avisó al guarda mayor y al administrador de la finca, que avisaron a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza y a los agentes medioambientales.

Publicidad