Reclaman una supuesta negligencia médica durante un embarazo contra el Hospital Santa Bárbara de Puertollano

Puertollano, 23/09/06.- El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Área de Salud de Puertollano se encargará de la formación específica de los nuevos especialistas en Medicina del Trabajo que se vayan incorporando a los centros sanitarios dependientes del SESCAM. Foto: Jesús Fuentes.

Los padres creen que los problemas de salud de su bebé deberían haber sido detectados en la fase inicial

Crónicas de Ciudad Real.- Alicia y Sergio han vivido casi medio año de un calvario en el que su hijo recién nacido ha sido sometido a seis operaciones. Todavía queda otra pendiente, pero la situación se ha estabilizado y, tras meses de sufrimiento y noches sin dormir, la pareja de Puertollano ha interpuesto una reclamación de responsabilidad patrimonial por negligencia médica contra el hospital de la localidad después de que su bebé naciese con problemas en el corazón y en el intestino. Dichas dolencias “deberían haber sido detectadas por el personal de Ginecología en las primeras 22 semanas de embarazo”, tal y como han asegurado Alicia y Sergio a La Comarca.

La angustiada madre ha recordado que su embarazo marchaba sin problemas hasta que el 20 de diciembre se le realizó una cesárea programada. Cuando su hijo nació, los médicos comunicaron Alicia que el bebé tenía síndrome de Down, “algo que nos podían haber comunicado con anterioridad pero que no me importa en absoluto”.

Los problemas comenzaron poco después cuando al niño se puso morado y entró en la incubadora con una cardiopatía. Posteriormente fue tratado en el hospital de Ciudad Real donde, además, se le infló la barriga, por lo que los médicos le comunicaron a los padres que debería ponerse en lo peor por lo que pudiese pasar ya que al recién nacido se le diagnósticó una comunicación interventricular en el corazón. Tras 16 días en la UCI, fue trasladado al hospital 12 de Octubre de Madrid.

Allí fue donde Alicia y Sergio vieron la luz ya que los servicios sanitarios les comunicaron que estos problemas de corazón, junto a la obstrucción que le localizaron en el intestino, “deberían haber sido detectados en Puertollano en la fase inicial del embarazo, algo que hubiese sido vital para realizar una operación intrauterina que podría haber ahorrado muchos problemas al recién nacido”.

Tras una lucha épica, su bebé ha superado todas las intervenciones y se encuentra en buen estado de salud aunque sufre hipertensión pulmonar asociada a una cardiopatía congénita así como problemas intestinales. Ahora, Alicia y Sergio piden justicia y, si el hospital de Puertollano no responde a su reclamación, están dispuestos a presentar una denuncia por un caso que les causa dolor, frustración y rabia.

Publicidad